La Inspección de Trabajo de Valencia declara a los Riders de Glovo falsos autónomos. Aquí los argumentos

 

La Inspección de Trabajo de Valencia, tras más de un año de investigación, y en una acta muy exhaustiva de más de 135 páginas ha concluido que los Riders son falsos autónomos y no TRADEs.

Contradiciendo la Sentencia del Juzgado de lo Social 39 de Madrid que indicaba que los riders de Glovo eran verdaderos TRADE, la Inspección de Trabajo de Valencia (como ya hizo la de Zaragoza) concluye que la realidad fáctica desmiente la establecido en el contrato firmado entre las partes. Por ello, se concluye que la realidad de la relación contractual entre Glovo y sus riders responde a una relación laboral.

Las principales razones son las siguientes:

  1. Instrucciones detalladas: En primer lugar se señala que la empresa establece muchas directrices a los trabajadores respecto a como comportarse con los clientes, qué hacer si no pueden terminar un pedido, incluso qué hacer si se derrama la comida que están trasportando. El nivel de detalle de las instrucciones llegan hasta el siguiente extremo.

¿Qué hacer en caso de derrame de líquidos o comida sólida?

Ponerse en contacto con Chat de Soporte y avisar del incidente, para que atención al Cliente se ponga en contacto inmediato con el cliente.

Secar con papel absorbente el interior del equipamiento.

Limpiar con jabón todo el interior del equipamiento, y aclarar el resultado.

Aplica el desinfectante en el interior del equipamiento, y aclarar con toallas de papel para secarlo definitivamente”.

2. Precio del servicio

El acta recoge, no solamente el hecho de que el Glover no puede decidir el precio de su trabajo que es determinado por Glovo, sino que además Glovo retiene la potestad de modificar ese precio en cualquier momento o los parámetros para calcular el salario del trabajador. Esta unilateralidad (e imposibilidad de negociación) se entiende potestad del empresario laboral y no de una relación mercantil entre empresarios.

En general, el Acta sostiene que TODO el contrato es de adhesión sin posibilidad de ser negociado. Como he sostenido en alguna otra ocasión, esto en sí mismo parece un indicio de laboralidad puesto que demuestra que Glovo no busca trabajar con profesionales independientes sino con un conjunto uniforme de trabajadores fungibles -base del contrato de trabajo-.

3. Ajenidad en la marca

El Acta, como ya hizo la sentencia de Valencia sobre el caso Deliveroo, recurre a la ajenidad en la marca como indicio de laboralidad al entender que los Glovers son la “cara” de Glovo y que el propio Glovo se anuncia diciendo: “Estamos listos para entregar su pedido los 365 días del año. No te preocupes por el día de la semana, lo tenemos manejado! ¡Incluso el día 366 de cada cuarto año!”.

Una de las cuestiones que el Acta también resalta es que Glovo se dedica al reparto de comida y no es una mera aplicación informática.

4. “Sistema de excelencia” o Reputación online:

Lo más interesante del acta es la extensión y amplitud con que se trata el tema de las valoraciones y los efectos de esas valoraciones para los Riders.

Respecto a cómo se calcula la valoración, el Acta, tras un minucioso análisis, concluye que depende de cinco factores: i) si el trabajador trabaja con el modo de asignación automática o no -es decir, si el rider quiere poder rechazar pedidos tendrá peor puntuación-. ii) El número de horas trabajadas en una franja decidida por Glovo o no -esto es, si el rider elige horas de trabajo distintas a las que Glovo “recomienda” tendrá peor puntiación; iii) La valoración realizada por los clientes y por los restaurantes del rider concreto; iv) El número de repartos realizados exitosamente -esto es, si trabajas pocas horas tendrás peor puntuación-; v) Si no estás en la zona de reparto y das al “check in” en la App 15 minutos antes de que comience tu turno tu puntuación baja.

Respecto a qué ocurre por tener baja puntuación: Parece obvio, cada vez recibes menos pedido y además cada vez eliges más tarde los horarios de reparto por lo que tus posibilidades de elección también son menores. En definitiva, la reputación online implica que la empresa te asigne menos pedidos (cuando llegas a cero pedidos yo lo llamaría: “te despiden”).

5. Otras cuestiones; Además de lo anteriormente indicado, el acta sustenta su conclusión en que Glovo entrega material -caja- al trabajador, le entrega una tarjeta de crédito para que pueda comprar productos en restaurantes no asociados y les paga un seguro de responsabilidad civil y de accidente -reduciendo con ello la ajenidad en los riesgos del Rider-.

En fin, como decía el acta es muy completa y argumenta detalladamente cada una de sus afirmaciones. Solo queda ver qué dicen los Tribunales.

Si os interesa el tema podéis consultar el libro que dirigí titulado “Trabajo en Plataformas Digitales” Editorial Aranzadi 2018.

Y no olvidéis suscribiros gratis al blog!


One thought on “La Inspección de Trabajo de Valencia declara a los Riders de Glovo falsos autónomos. Aquí los argumentos

  1. Hay que tener en cuenta la asistencia al centro de trabajo por parte de todos estos repartidores-Glovo-Deliveroo-Uber Eats- Todas estas Aplicaciones de forma unilateral fijan y marcan el lugar de trabajo donde quieren que trabajen sus repartidores, estos si quieren trabajar deben de acudir a una zona determinada, es decir una ciudad, donde la Aplicación funciona y es en ese momento cuando la Aplicación les coloca los pedidos. La aplicación no funciona en otras poblaciones por lo tanto es la empresa quien fija el lugar de trabajo. Los repartidores acuden al lugar de trabajo fijado por la empresa de forma unilateral.

Deja un comentario