Argumentos en Derecho Laboral

Comentario a la Sentencia que declara la laboralidad de los conductores de Uber en UK.

SENTENCIA CONFIRMADA: Aquí tenéis el link de la noticia

Y aquí abajo el resumen que hice en su día:

Hace muy pocos días una Sentencia en Reino Unido declaraba que los conductores que prestaban servicios a través de Uber eran realmente trabajadores de Uber con todos los derechos que la legislación laboral (como “workers”) les provee y no trabajadores autónomos como venía clasificándolos la compañía.

Esta sentencia es interesante en nuestro país por dos razones, la primera porque queramos o no el concepto legal de trabajador es muy similar en todos los países pertenecientes a la OIT (por supuesto siempre en términos generales y reconociendo algunas particularidades de cada pais). Eso quiere decir que el concepto legal de trabajador es similar en Gran Bretaña y en España por lo que los argumentos que utiliza el Tribunal de GB pueden ser trasladables a nuestro país en su mayoría. De hecho, la propia sentencia que ahora analizo, recoge en su texto lo que el Juez de California dijo en su momento en un caso que se planteaba las mismas pretensiones sobre Uber y sus conductores. La segunda es porque el modelo de negocio de Uber es muy parecido (existen diferencias hay que reconocerlo) en todas partes del mundo, por lo que los “Hechos probados” serían prácticamente idénticos si el caso se produjera en España.

Aquí os dejo la Sentencia y sus argumentos en inglés no obstante dado que en total son unas 80 hojas, aquí os dejo un resumen de los argumentos y algunas cuestiones que considero especialmente relevantes.

 

Voy a separar los argumentos en dos grupos: Primero los argumentos que se basan en indicios “clásicos” de laboralidad y, en segundo lugar, indicios “nuevos” de laboralidad que están surgiendo derivado de las nuevas formas de actuar en el mercado (prestación de servicios a través de plataformas virtuales o también llamado economía colaborativa). Estos nuevos indicios creo que son los más interesantes; algunos de ellos ya los adelanté en mi artículo que podéis encontrar aquí y que vemos cómo estos argumentos cada vez toman mayor relevancia conforme los Tribunales los incorporan a sus sentencias.

Indicios clásicos:

Indicios “nuevos”:

Como cosa curiosa, añadir que la sentencia, por su redacción, parece “molesta” con que los términos y condiciones que impone Uber se utilice lenguaje eufemístico. Efectivamente, Uber nunca utiliza la palabra “despido” o “contratación” sino que habla de “desactivar” o “colaboración”.  Algo que la Sentencia reprocha a la compañía… Supongo que a nadie le gusta que le tomen por tonto.

Si te interesa el tema puedes consultar mi libro sobre El Trabajo en la Era de la Economía Colaborativa, Tirant lo Blanch